Nutrición

La nutrición consiste en la incorporación y la transformación de materia y energía para que los organismos (tanto heterótrofos como autótrofos) puedan llevar a cabo tres procesos fundamentales: mantenimiento de las condiciones internas, desarrollo y movimiento,​ manteniendo el equilibrio homeostático del organismo a nivel molecular y microscópico.  La nutrición es el proceso biológico en el que los organismos asimilan los alimentos y los líquidos necesarios para el funcionamiento, el crecimiento y el mantenimiento de sus funciones vitales. La nutrición también es el estudio de la relación que existe entre los alimentos, la salud y especialmente en la determinación de una dieta.  Los procesos microscopistas están relacionados a la absorción, digestión, metabolismo y excreción. Los procesos moleculares o microscopistas están relacionados al equilibrio de elementos como enzimas, vitaminas, minerales, aminoácidos, glucosa, transportadores químicos, mediadores bioquímicos, hormonas, etc.  Como ciencia, la nutrición estudia todos los procesos bioquímicos y fisiológicos que suceden en el organismo para la asimilación del alimento y su transformación en energía y diversas sustancias.​ Lo que también implica el estudio sobre el efecto de los nutrientes sobre la salud y enfermedad de las personas.